La real preocupación económica del coronel. ¡Vacas gordas y flacas al servicio de la deuda!

2008. Artículo publicado en el portal Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM).

 


 

 

Las tramposas lecturas del coronel y su equipo OCP

El coronel Lucio Gutiérrez llegó a la Fiscalía General del Estado para “dar la cara”, para mostrar sus “manos limpias” y demostrar su “conciencia tranquila”. Gutiérrez, al igual que otros personajes que gobernaron Ecuador durante “la larga noche neoliberal”, está empeñado en exponer sus “logros” en el manejo de la economía, particularmente de la deuda, como consecuencia de las informaciones proporcionadas por la Comisión de Auditoría Integral del Crédito Público. Para no ser engatusados por presentaciones interesadas de estos ex-presidentes es preciso refrescar la memoria de la sociedad.

Recordemos, para empezar, que varios voceros vinculados a los círculos de poder han repetido y aún repiten que la economía dolarizada habría encontrado un rumbo saludable, en especial porque la inflación llegó al 2,7% de promedio anual en el 2004. Confunden estabilidad macroeconómica con reducción de la inflación. Al afirmar que uno de los grandes logros es haber abatido la inflación a niveles internacionales, desconocían, en primer lugar, que esta disminución, conseguida luego de un largo y doloroso proceso desinflacionario, se consiguió sacrificando las políticas monetaria, cambiaria e inclusive financiera. Pero lo que es más preocupante, no dicen (o no saben) que la verdadera estabilidad significa el máximo nivel de producción y empleo sostenibles en el tiempo, para tener una economía que pueda enfrentar los choques externos sin mayores sobresaltos. Es decir, una verdadera estabilidad se consigue cuando hay empleo, y para que exista empleo debe haber producción.

 

Leer artículo completo en PDF: La real preocupación económica del coronel ¡Vacas gordas y flacas al servicio de la deuda!