¿Hace agua la Constitución de Montecristi?

2009. Artículo publicado en América Latina en Movimiento - ALAI.

 


 

Al cumplirse un año de mi renuncia a la presidencia de la Asamblea Constituyente me pregunto cuánto hemos avanzado en el proceso constituyente. Seguramente esta pregunta se habrán hecho, con frecuencia, muchas personas en el país.

Renuncié, en última instancia, porque me quedé sin apoyo de la cúpula del movimiento Acuerdo País debido a mi intención de extender por un par de semanas el trabajo de la Asamblea Constituyente. Es cierto que con esta decisión habríamos violentado el mandato popular en cuanto al plazo establecido para la Constituyente. Pero el apuro en aprobar los textos constitucionales, sacrificando el debate democrático, me parecía inaceptable. Tampoco habría tramitado aceleradamente una serie de leyes y mandatos, tal como se hizo en el último mes de la Asamblea, sacrificando la discusión de la nueva Constitución. A la luz del tiempo transcurrido, viendo los problemas que surgieron por la prisa y las arbitrariedades cometidas en los últimos días en la Asamblea, me ratifico en que dicha postergación habría permitido alcanzar una mejor calidad en el debate y en el texto final.

 

Leer el artículo completo en: ¿Hace agua la Constitución de Montecristi?, PDF